martes, 11 de marzo de 2008

Obra De Teatro De Orcasitas

Hola de nuevo, tras un largo tiempo de inactividad.
Pido a mis herman@s sepan disculpar, pero muchas veces el tiempo nos limita, y la vida no nos permite hacer todo lo que quisieramos.
-----------------
Reflexión
------------------
¿Te has preguntado alguna vez por qué el poder de Dios se perfecciona en tu debilidad?

¿O por qué Dios escogió lo necio del mundo?

¿O Por qué Dios escogió a lo debil?

¡No puede ser estas en un error!

¿Me estás diciendo Dios que no depende mi capacidad?

¿Que no depende de mi inteligencia?

Sí, rotundamente.
Observa por un momento los ejemplos que nos da la Biblia:
  • Una vara seca fue la que derroto el imperio más poderoso del mundo conocido.
  • 12 pescadores sin estudios ni preparación académica fueron lo que cambiaron al mundo.
  • Los 300 peores hombres, los que lamieron el agua como perros fueron lo que derrotarón a todo un ejercito innumerable como langostas. (No fueron los mejores los que se quedarón y los que seleccionó Jehová, sino que fueron los peores. De otro modo la victoria habría sido por Ellos y no por Jehová).

Esto es así, para nadie se jacte en su presencia (1 Corintios 1:29), para que nadie pueda comparecer antes Dios creyendo que por sus buenas obras, que por su sabiduría y que por sus dotes está ganando el favor a Dios, sino más bien todo lo contrario.

Por lo tanto os animo a que hagaís aquello para lo cual Dios os ha enviado, no mirando ni sopesando si tu capacidad es la adecuada. Sino confiando plenamente en Dios, por que el que él llama también capacita y no sólo capacita sino que pone los medios necesarios para llevarlo a cabo. Nuestra única labor es esta "Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová, tu Dios, estará contigo dondequiera que vayas»" Josue 1.9

--------------------------

Obra De teatro De Orcasitas (Estilo Video-Clips) Algo único por su calidad y su buen hacer.


Interpretación Bíblica

¿Que quería decir Dios cuando le dijo a Moises que se descalzara?
Muchas veces nos han argumentado que Moisés venía con las sandalias de egipto, y que por tanto no se podía acercar a Dios a su manera o a su forma (y es cierto). Por lo que debía de descalzarse. Una interpretáción y una aplicación muy correctas.
Sin embargo leyendo el otro día este pasaje Dios me dió una pequeña luz.
En el principio el hombre pecó y como resultado la tierra produciría cardos y espinos (Gn 3.18), por lo tanto vemos que el calzado se creó para evitar el dolor de caminar descalzos por una tierra maldita por el pecado.
Cuando Dios le dice quítate el calzado... lo que le está diciendo es:
No temas...
Acercate confiadamente...
Aquí no hay dolor...
Aquí no hay espinios, aquí no hay cardos...
Aquí no hay sufrimiento...
Este lugar es santo...
Aquí no hay pecado
Acerquémonos pues a Dios y Dios se acercará a nosotros (Santiago 4.8)

David implora dirección, perdón y protección
----------------------------
Salmo de David (25)
1A ti, oh Jehová, levantaré mi alma.2Dios mío, en ti confío;No sea yo avergonzado,No se alegren de mí mis enemigos.3Ciertamente ninguno de cuantos esperan en ti será confundido;Serán avergonzados los que se rebelan sin causa.
4Muéstrame, oh Jehová, tus caminos;Enséñame tus sendas.5Encamíname en tu verdad, y enséñame,Porque tú eres el Dios de mi salvación;En ti he esperado todo el día.
6Acuérdate, oh Jehová, de tus piedades y de tus misericordias,Que son perpetuas.7De los pecados de mi juventud, y de mis rebeliones, no te acuerdes;Conforme a tu misericordia acuérdate de mí,Por tu bondad, oh Jehová.
8Bueno y recto es Jehová;Por tanto, él enseñará a los pecadores el camino.9Encaminará a los humildes por el juicio,Y enseñará a los mansos su carrera.10Todas las sendas de Jehová son misericordia y verdad,Para los que guardan su pacto y sus testimonios.
11Por amor de tu nombre, oh Jehová,Perdonarás también mi pecado, que es grande.12¿Quién es el hombre que teme a Jehová?El le enseñará el camino que ha de escoger.13Gozará él de bienestar,Y su descendencia heredará la tierra.14La comunión íntima de Jehová es con los que le temen,Y a ellos hará conocer su pacto.15Mis ojos están siempre hacia Jehová,Porque él sacará mis pies de la red.
16Mírame, y ten misericordia de mí,Porque estoy solo y afligido.17Las angustias de mi corazón se han aumentado;Sácame de mis congojas.18Mira mi aflicción y mi trabajo,Y perdona todos mis pecados.19Mira mis enemigos, cómo se han multiplicado,Y con odio violento me aborrecen.20Guarda mi alma, y líbrame;No sea yo avergonzado, porque en ti confié.21Integridad y rectitud me guarden,Porque en ti he esperado.
22Redime, oh Dios, a IsraelDe todas sus angustias.

Cuento con moraleja

Un padre, un hijo y un burro iban de camino hacia otro país.
Pasaron por un pueblo y la gente de allí opinó: - Serán tontos que tienen un burro y no van subidos.Así que el padre y el hijo se montaron en el burro.
¡Que poca consideración! ¡Están matando a ese pobre burro! - Comenzaron a gritarle los habitantes de otro pueblo.
De manera que el Padre montó al hijo...De camino pasaron por otro pueblo y la gente de allí murmuraba: - Tendrá poca vergüenza el hijo que deja que su padre sufra y vaya caminando.
De modo que el hijo se bajó del burro y dejó a su padre sobre el burro.Pasaron por otro pueblo, y de nuevo la gente habló: - ¡Ese padre no tiene corazón! Mira que dejar a su pobre hijo caminando mientras el está descansando
-----------------Moraleja-----------------

La gente siempre opina unas veces para bien y otras para mal.

* Cuando el hijo prodigo se fue de casa, el hermano tenía una opinión: ¡Este que ha gastado todo el dinero en mujeres!

* Cuando el hijo fue a presentarse también tenía su propia opinión: ¡No soy digno!

* Pero la opinión que verdaderamente cuenta es la del Padre: ¡Alegremos nos y regocijemos nos porque mi hijo que estaba muerto ahora vive!

No te guíes por la opinión de los demás. Guíate por la opinión de tu Padre que está en los cielos.

El te ama y te espera con los brazos abiertos, sin reproches, y con el único deseo de hacerte feliz para siempre. Vuelve a la casa de Dios.